EXPRESIÓN ESCRITA

LOS DOS AMIGOS

Erase una vez un perro llamado Toby. Es un foxterrier muy bonito,de color blanco y con manchas marrones. Sus orejas pequeñas y cola corta. Su carácter es tranquilo,juguetón y algunas veces arisco.

Su dueño es un niño llamado José. No es muy guapo,con nariz chata y boca pequeña. Es listo y simpático. Va vestido con un chandal del Madrid porque está muy contento ya que ha ganado con su equipo el clásico.

Viven en Campotéjar,un pueblo de Granada. En él hay muchas montañas y la más importante es el Cerro Castellón donde se encuentra la Virgen de Piedra.

Un día iban paseando los dos por el Cerro,subieron al punto más alto,el geodésico. Bajaron por la cascada y allí se encontraron con dos ciervos,la madre y la cría. La cascada era pequeña con muy poco caudal. De repente oyeron un ruido fortísimo .Fueron corriendo a ver qué era. En una hora siguieron buscando, pero desgraciadamente se perdieron.

Estaban tristes,con mucha hambre y sed. Cayó la noche e intentaron hacer una cabaña para poder dormir, fue larga y ellos no podían conciliar el sueño. Al amanecer siguieron intentándolo pero en un bosque tan grande jamas puedes salir.

Pasaron los días y nada. Vieron un conejo blanco con manchas marrones. Toby lo mató y juntos se lo comieron.

Divisaron una aldea pequeña y allí los recibieron con las manos abiertas. Un mes más tarde se despidieron y volvieron a intentar llegar a casa pero no lo consiguieron.

Volvieron a llegar a la cascada pero era otra diferente. Subieron a la cima,vieron todo a su alrededor y no lo encontraron.

Siguieron caminando por el bosque y vieron un lobo que se los quería comer. Toby luchó con él ,pero salió muy mal herido. José cogió al perro y huyeron de ese animal. Caminaron y caminaron pero no podían salir.

Un poco más tarde volvieron a encontrarse con el lobo, pero en vez de Toby, luchó con él José.

Fatídicamente José murió y Toby también al desangrarse por sus graves heridas. Finalmente los dos amigos fallecieron juntos y no lograron volver a casa.

                                                         Antonio Díaz Rosillo 6º de Primaria

UN BOSQUE DE FANTASÍA.

Este cuento trata de dos niños huérfanos llamados Juan y Carlos que se conocían desde muy pequeños y eran buenos amigos, pero tenía grandes diferencias.

Carlos vivía en una gran ciudad, era infeliz, con carácter antipático, aunque siempre iba a jugar contento con su gran amigo al bosque, y Juan era muy feliz, siempre solía ayudar a los animales, y vivía en el bosque solo, junto con la naturaleza.

Un día, Juan le comentó a Carlos:

(Juan) ¿Te gustaría venirte a vivir conmigo al bosque ?

Es que me he dado cuenta de que eres un poco infeliz viviendo aquí solo, sin compañía en la ciudad, ten en cuenta que podríamos jugar todo el día.

(Carlos) No te creas, quizá, incluso viva más acompañado que tú. Vivo con mis vecinos.

(Juan) Aunque vivas con tus vecinos no estas lo suficientemente acompañado, además, siempre dices que no hablas con ellos porque te caen muy mal. Tu sabes que yo vivo en el bosque acompañado por la naturaleza. Con los arbolitos, con las flores multicolores, con los animales…. Siempre que vamos al bosque te pones muy contento.

Juan tenía razón, Carlos, siempre que entraba en él se ponía alegre.

Finalmente, probó a vivir una semana en este lugar, y se dió cuenta de que funcionaba. Decía que ese bosque era de fantasía, todo el mundo que entraba en él, se ponía contento con el piar de los pájaros, jugaba con los animales…

Desde ese momento, estos dos amigos colocaron un cartel a su entrada en el que ponía “El bosque de fantasía”. Y ya nunca se separaron de él.

                                 Rocío Magaña Benítez – 6º de Primaria

EL SUEÑO

En nuestros días hay un chaval llamado Juan. Tiene el pelo moreno, ojos azules, nariz chata, boca pequeña. Era simpático, aventurero y agradable.

Juan se fue al bosque que estaba lleno de pinos. Él se adentró demasiado y se perdió. Estaba andando sin rumbo fijo hasta que encontró un refugio. Entro y se calentó en la estufa. Vio un objeto extraño y se fue a verlo. Es una varita mágica. Se golpeó con ella en la cabeza, creyendo que no servía para nada. Dijo el Chico:

  • Me he convertido en rana. Ya no podré ser yo.

Entonces, se encontró con un mago. El niño escribió en un papel: “ me he convertido en lo que ves y necesito que me ayudes, para ser humano”. El adolescente le subió a su mano. Fueron al castillo y preparo una poción para convertirse en humano. La bebió y funcionó. Entonces Juan se despertó.

Al final pensó que era un sueño. Después de ese momento no volvió a coger cosas que no sabía que eran.

                                                Autora: Inés Jiménez Díaz – 6º de primaria

EL HOMBRE MÁGICO

Había una vez dos mellizos, con pelo rubio, ojos castaños, jerséis azules, un chaleco encima, pantalones con muchos bolsillos y unos zapatos de deporte.

Uno de ellos se llamaba Raúl y el otro David.

Siempre estaban muy juntos y lo hacían todo a la par. Un día estaban juagando al fútbol en su calle hasta que Raúl coló la pelota y le dijo su hermano:

  • ¡Raúl, te tengo dicho que no apuntes al bosque!

  • Es que el pie se me ha escurrido y ha caído allí- dijo Raúl.

  • Anda, ve a por ella-dijo David.

  • Pues vienes tú conmigo- le contestó Raúl.

  • Bueno, vale…….-dijo David

Los dos niños fueron a ese bosque siniestro en el que se decía que había monstruos, seres raros y espeluznantes que te atacaban cuando entrabas allí.

Al cabo de un rato, se encontraron con un hombre pidiendo limosna y con trapos viejos como ropa.

-Dadme limosna y ayudad a este pobre hombre…..-dijo el hombre

-Yo solo tengo un azucarillo, si quieres te lo puedo dar- dijo David.

-¡Si, si, dámelo, por favor!- exclamó el hombre.

Unos segundos después de comérselo se quitó la ropa y empezó a volar.

-¡Pero qué está pasando! -gritó Raúl.

-Gracias a tu azucarillo tengo más energía. Soy un hombre mágico -contestó el hombre.

Los dos mellizos se asombraron y empezaron a hacerles preguntas absurdas como: ¿Qué poderes tienes? ¿Qué comes? ¿Cómo duermes?

El hombre mágico respondió a todas sus preguntas.

Raúl le preguntó si quería ser su amigo y él le contestó que sí, que podían visitarlo siempre que quisieran, porque vivía debajo del puente.

Después de esta charla que duró hora y media se despidieron y volvieron a sus casas.

Cada día los mellizos le traían azucarillos al hombre mágico, hasta que un día , al darle uno, el hombre mágico cogió a los dos niños y se los llevó volando a todos los sitios del mundo, era tan rápido que el viaje duró tres segundos.

Cuando Raúl y David se hicieron mayores, el hombre mágico les dijo:

-Hoy me jubilo.

-¡¿Qué?!- dijeron los dos a la vez.

-Y quiero daros un regalo. Os voy dar mis poderes, porque al haber guardado mi secreto, tenéis la responsabilidad de tenerlos, para darle bien a todo el mundo.-contestó el hombre.

Los mellizos se lo agradecieron y siguieron creciendo y creciendo con sus poderes hasta que también tuvieron que jubilarse y llevar una vida normal.

                                   Almudena Rodríguez Hernández-Carrillo – 6º de Primaria

CARTA AL ALCALDE

Estimado señor alcalde:

El pueblo de Campotéjar tiene un bonito parque. Es una zona tranquila y divertida para los niños. Hay otra zona para los adultos con máquinas para hacer ejercicio. Lo que no me gusta es el río, porque la gente tira basura. Hago un llamamiento a las personas que corresponda. Por las tardes se van a tomar alcohol y fumar. Es otra de las cosas que hacen mal. Se podrían ir a otro sitio donde no haya niños. Es muy tranquilo y beneficioso porque nos distraemos, nos movemos y es bueno para nuestra salud. El pilar nos relaja con sus chorros de agua cristalina y fresca. Agradezco que hayan construido este parque donde todos nos podemos relajar y hacer lo que más nos guste, pero siempre respetando a los demás y al entorno, por lo que hay que velar por su limpieza y mantenimiento, para que los que vengan de fuera se vayan con un buen sabor de boca.

Un cordial saludo de María Aceituno.

                                                                                        María Aceituno García – 6º de Primaria

CARTA AL DIRECTOR

Estimado señor director.

Quisiera darle las gracias por las zonas públicas del colegio, pero le rogaría que la enseñanza se adaptara a los tiempos que corren y que haya un buen mobiliario para E. Física. Tenga en cuenta que es una inversión. Los niños y niñas al tener una educación que no le dan problemas estarían más felices y no se dedicarían a romper el material y ahorrarían dinero para mejorar las instalaciones. Yo le pediría que me escuchara y dearrollara mi idea. También con lo que gane puede hacer un montón de cosas, como reponer los ordenadores o arreglar las pizarras digitales. Si lo cumple, yo se le agradecería y también los padres y madres del colegio.

                                                                               Míriam Martínez Kourtasse – 6º de Primaria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s